Club Fútbol Foro Ferrobook Galeria Fotos Basquet Polideportivo Voley La Mutual Mapa del sitio

Buenos Aires -

Informe de Ferro Campeón Nacional 82

Del lirismo a la "mecanización"

El cambio que FERRO CARRIL OESTE impuso a comienzos de la década del 80’, fue una de las causas principales que marco el fin del lirismo en que se sumergía el fútbol argentino desde fines de los años ’60.

Este tipo de juego se caracterizaba por una vuelta a las fuentes, es decir, a un juego más vistoso y de ataque, luego del periodo en que las técnicas defensivas implementadas luego del mundial de Suecia en 1958, se apoderaron del fútbol argentino.

La llegada de Griguol a Ferro y de Bilardo a Estudiantes de la Plata, discípulos de una escuela que tenia la táctica como estandarte( Spinetto y Zubeldia), propicio un cambio muy grande, ya que la "mecanización" que lograron sus equipos, fue la carta más importante para llegar a lo mas alto del fútbol nacional.

Una de las claves en el ámbito institucional, fue darle más importancia a través de sus dirigentes al cuidado de las divisiones inferiores. Esto fundamentado en la trilogía, GRIGUOL, AIMAR Y BONINI, conductores indispensables para el andamiaje del equipo.

SANTIAGO LEYDEN, presidente de FERRO, logro mantener la política austera y responsable que caracterizó a Ferro durante su historia, en contraposición a las administraciones de los conjuntos denominados "grandes", quienes en busca de jugadores para mantenerse en los primeros planos, embargaron su futuro a igual que muchos inversionistas debido a la gran crisis económica que sufría el país.

El deterioro político y económico del país llevó a Boca Juniors y River Plate a tener que desprenderse de sus máximas figuras, Diego Armando Maradona al Barcelona, Ramón Díaz al Napoli y Daniel Alberto Passarella a la Fiorentina, respectivamente, para saldar las deudas contraídas tras la compra de "Pelusa" y Mario Alberto Kempes, quien fue devuelto al Valencia de España al no poder completar el pago de su pase.

Solo Independiente pudo disimular el sacudón económico debido a la manera eficiente de sus directivos para manejar los fondos del club históricamente, basado en la importante función social que abarca la institución de Avellaneda.

La situación del país a fines de 1981 determinó una devaluación del 10 por ciento. Mientras el Ministro de Economía Lorenzo Sigaut, aseguró "el que apuesta al dólar pierde", lo que desencadenó otra devaluación del 30 por ciento. De esta manera el dólar, que en el mercado libre se cotizaba a $2000 saltó a $10000. La inflación en 1982 asciende al 131 por ciento y la deuda externa a 35 millones de dólares.

Este caos social, producto por la Guerra de Malvinas y por la crisis económica que azotaba al país, genera hechos de violencia en los estadios de fútbol, que describían el descontento de la población y así lo demostraban desahogándose en los estadios..

De igual manera, el fracaso de Malvinas marcó la derrota del proceso y la situación económica tendió a la catástrofe por lo cual se declara al país en estado de emergencia, que los clubes, ante la incapacidad de sus dirigentes, no pueden esquivar.

También fue importante la decisión del técnico del seleccionado nacional Cesar Luis Menotti de convocar a los jugadores a la preparación para el Mundial a disputarse en España, que trajo como consecuencia que el torneo se vea privado de las figuras, la mayoría perteneciente a los equipos grandes, y la consecuente perdida de nivel técnico, que se vio reflejado en la paupérrima concurrencia del público a los estadios.

Por tal motivo, ninguno de los conjuntos "grandes" pudo pasar a los cuartos de final del campeonato, lo que posibilitó que equipos de menor relevancia y, en especial, los equipos del interior, fueran los responsables de definir el torneo.

Ferro Carril Oeste logro llegar a la cima del fútbol nacional basándose en sacrificio y orden, lo que le permitió conseguir los nacionales ’82 y ’84 y los subcampeonatos de 1981, y ser considerado como el responsable(junto al Estudiantes de Bilardo), del cambio que vivió el fútbol de nuestro país a comienzos de la década del ’80.

La inteligencia del maestro
EL EQUIPO - La base del equipo que llegó al título empezó a formarse en 1979, cuando todavía lo dirigía técnicamente el señor Carmelo Faraone. En 1980 llegó al club Carlos Timoteo Griguol procedente de Kimberley de Mar del Plata.

Anteriormente había trabajado en Rosario Central ( donde obtuvo el Campeonato Nacional ‘73), y en el América de México.

Su principal característica como formador de equipos era apuntar en primera medida a las divisiones inferiores y en lo posible, no utilizar dinero para grandes compras.

Así en el año 1981, Ferro Carril Oeste realizó dos excelentes campañas ( en ambas se coronó subcampeón): una en el Campeonato de Primera División, donde terminó a muy pocos puntos del Boca campeón con Maradona y compañía; y otra en el Campeonato Nacional, en donde perdió las finales contra el River de Mario Kempes.

Haciendo una sumatoria de puntos de los dos campeonatos, el club "verdolaga" se hubiera consagrado como el campeón de la temporada con 78 puntos, seguido por tres de los equipos más grandes del país: Boca (71), River (67), e Independiente (63).

De ésta forma, Ferro le mostraba al mundo del Fútbol que para realizar una muy buena campaña no era necesario contar con un plantel multiestelar, sino que bastaba con apoyarse en un serio trabajo tanto a nivel dirigencial como de técnicos y jugadores.

Ya en 1982, Ferro apostaba (humildemente) a igualar o mejorar la campaña del año anterior. Y si se tiene en cuenta la crisis que vivían los clubes grandes ( en donde la economía del país atravesaba uno de sus peores momentos), el equipo de Griguol prevalecería por sobre el resto amparándose en la buena organización que tenían sus directivos.

River ( con el equipo titular en huelga) y Boca ( con graves problemas financieros) veían casi imposible el hecho de repetir sus últimas campañas.

Ferro entonces, desarrollando un juego no muy vistoso pero práctico y ordenado, se encaminaba a la obtención del primer gran logro de su rica historia.

EL PLANTEL - Todos los futbolistas que conformaban el plantel trabajaban de tal manera que, la figura más destacada de la campaña ( pese a las grandes individualidades) fue el equipo. El planteo táctico que utilizaba el conjunto de Caballito figuraba en "los papeles" como un 4-3-3. Pero en el momento de salir a la cancha, se adaptaba fácilmente a cualquier circunstancia que le deparara el juego. Así entonces, si Ferro veía que su valla corría serios peligros de ser batida, incrustaba a su volante central (generalmente Saccardi) entre los zagueros, creando un abanico defensivo muy difícil de superar.

Otro sistema que utilizaban los jugadores era el de formar una especie de cuadrado en la mitad de la cancha, con Arregui y Saccardi en la primera línea; y Cañete un poco más adelantado, acompañado por Juárez o Márcico ( según el que integrara el equipo) que se retrasaban de su posición original. Por los costados, los marcadores de punta se convertían asiduamente en jugadores de ataque. Y lo interesante de ello ( tácticamente hablando) era que el equipo muy difícilmente se encontrara sorprendido en inferioridad numérica debido al buen trabajo de relevos que practicaba. Dichos relevos no los realizaban solamente los jugadores predestinados a la marca, sino que también los producían aquellos que no tenían designada de antemano esa función.

Todos éstos trabajos, en donde cada jugador se movía con y sin pelota logrando un funcionamiento muy equilibrado del equipo, se fundamentaban en el excelente estado físico de sus componentes. El responsable principal de la dinámica que poseían, era el preparador físico Luis María Bonini, que recogía así los frutos de la buena pretemporada realizada.

A eso se le sumaban las largas horas de entrenamiento a las que era sometido el plantel, donde Griguol iba perfeccionando sus ideas. Una de las más importantes era el pressing sobre el rival, donde una vez que se obtenía el balón se lo hacía circular mediante constantes triangulaciones en todos los sectores del campo.

Otras ideas curiosas de éste técnico, eran sus asiduas concurrencias a los partidos que disputaba el equipo de Básquet del club, dirigido por León Najnudel, unos de los mejores técnicos de básquet que tuvo nuestro país y quien propicio la llegada de Griguol a Ferro, para copiar movimientos que realizaban los jugadores de ese deporte y luego traducirlos e inculcarlos a sus futbolistas.

El equipo estaba conformado por el arquero Carlos Barisio ( anteriormente River, Gimnasia y Esgrima de La Plata y All Boys) quien había llegado al club en 1978. Transmitía a sus compañeros una gran seguridad, la que lo había ayudado a obtener

en el Campeonato Metropolitano del ‘81, el récord de 1.075 minutos sin recibir goles ( marca aún vigente en Primera División).

En la defensa se destacaba Juan Domingo Rocchia en la posición de segundo marcador central, quien por presencia y temperamento era algo así como el caudillo del equipo. Como primer marcador central estaba Héctor Raúl Cúper ( proveniente de las inferiores) que aportaba además de la marca muy buenas cualidades técnicas. El marcador lateral derecho era Silvio Sotelo que había llegado al club en 1978 luego de jugar más de 200 partidos en Bánfield. Se destacaba por su firmeza en la marca y su buen juego aéreo.

Por el lado izquierdo de la defensa se movía Oscar Garré (luego campeón del mundo en 1986), que además de marca le aportaba al equipo una clara salida por ese sector.

En el mediocampo jugaban Carlos Arregui por la derecha ( que no lucía pero era muy valorado por su buen trabajo táctico) y Gerónimo Saccardi como volante central ( también surgido en las inferiores al igual que Garré y Arregui). Era una de las piezas claves del conjunto. Además de despliegue, garra y entrega distribuía muy bien el juego gracias a sus buenas condiciones técnicas.

Debutó en 1971 y luego de un paso por el Hércules de España ( 1975 - 1979) regresó a Caballito.

El armador del equipo era el paraguayo Adolfino Cañete que se movía preferentemente por el sector izquierdo de la media cancha.

Los delanteros eran Claudio Crocco por la derecha ( poseía una buena gambeta en velocidad y llegada al gol) y Miguel Ángel Juárez por la izquierda. Este último llegó al club en 1981 como una interesante alternativa de ataque y terminó siendo el goleador del equipo con más de 20 tantos.

Como centrodelantero se movía Alberto Márcico ( quien luego se convertiría en uno de los máximos símbolos del club verdolaga). Lo curioso de la historia del "Beto" es que llegó a Ferro en 1980 sin haber realizado divisiones inferiores. En su posición alternaba el puesto con el uruguayo Julio César Jiménez, que había llegado en el ‘81 procedente de Vélez. Su posición original era la de delantero, aunque también sabía desempeñarse como volante ofensivo.

El plantel se completaba con el arquero Eduardo Basigalup ( que anteriormente había jugado en Kimberley de Mar del Plata), el defensor Carlos Mario Gómez (lateral derecho proveniente de la misma institución que el jugador anterior), el volante central Jorge Brandoni ( uno de los que más alternaba con el equipo titular en los puestos de la media cancha) y los delanteros Luis Andreuchi ( procedente de Quilmes), y Rafael Herrera ( de las divisiones inferiores).

El comienzo de un largo camino
La primera novedad que trajo consigo el torneo fue que se realizó antes que el campeonato metropolitano por primera vez desde su instauración en 1967.

El torneo se desarrollaría en cuatro zonas de ocho equipos cada una, con una fecha destinada a los partidos entre los rivales clásicos(denominada interzonales). Los dos primeros de cada zona avanzarían a los cuartos de final.

Ferro Carril Oeste compartió la zona B junto a Independiente, Argentinos Juniors, Unión(Santa Fé), Atlético Concepción(Tucumán), San Lorenzo(Mar del Plata), Estudiantes(Santiago del Estero) y Unión San Vicente(Córdoba).

La distribución de las restantes zonas fueron las siguientes:

Zona A: Quilmes, Independiente Rivadavia(Mendoza), Newell’s Old Boys(Rosario), Instituto(córdoba), Sarmiento(Junín), River Plate, Gimnasia y Esgrima(Jujuy) y Nueva Chicago.

Zona C: Estudiantes(La Plata), Talleres(Córdoba), Rosario Central, Boca Juniors, Gimnasia y Esgrima(Mendoza), Central Norte(Salta), Huracán y Mariano Moreno(Junín).

Zona D: Racing (Córdoba), San Martín (Tucumán), Velez Sarsfield, Renato Cesarini (Rosario), Platense, Deportivo Roca(Río Negro), Guaraní Antonio Franco(Misiones) y Racing Club.

El comienzo del torneo estaba previsto para el 14 de febrero, los cuartos de final para el 23 y 30 de Mayo, las semifinales para el 6 y 13 de junio, y las finales se disputarían el 20 y el 27 de junio.

Debido a la crisis económica que atravesaba el país, muy pocos equipos incorporaron jugadores. Uno de los que más movimientos realizó fue Talleres de Córdoba, que bajo la dirección técnica de Ángel Labruna logró incorporar a González, J. J. López y Comelles, todos provenientes de River Plate, a Morete de Boca, a Mendoza de San Lorenzo y a Ártico, de Unión de Santa Fe.

En otras transferencias de importancia, se encuentran la incorporación de Jorge Castro, de Velez a Independiente, Leopoldo Luque(campeón mundial en 1978) a Racing y Norberto Alonso a Velez, luego de alejarse de River Plate por un conflicto con Alfredo Di Stefano.

Boca reincorporó a Sanabria, tras un año en Argentinos Jrs. , Velez incorporó a Pumpido, de Unión y a Comas, de Colon, Estudiantes a Sabella (volvía de Inglaterra) y a Léeme de Tigre.

El debut de Ferro se produjo en su estadio, allí venció a Unión( Santa Fe) por 1 a 0, Independiente goleó a Estudiantes en Santiago 4-1, Unión San Vicente empató en dos con San Lorenzo(M.D.P) y Argentinos Jrs. igualo con A. Concepción 1 a 1.

En las otras zonas, se destaco el triunfo de River ante Nueva Chicago con un equipo de juveniles, ya que los profesionales estaban en conflicto con los dirigentes. También ganaron, entre otros, Boca, Central Norte(Salta), Rosario Central y Racing.

La segunda fecha mostró a Ferro al comando de las posiciones del grupo(posición que no abandonaría más) luego de su victoria ante Estudiantes(SE) por 3 a 0 y el empate de Independiente y Argentinos en Avellaneda 2-2. Unión(SF) se recompuso venciendo a San Lorenzo(MP) 2 a 1 en casa y Unión SV perdió como local ante A. Concepción por 3-1. Ferro lideraba con 4, seguido por Independiente y A. Concepción con 3, y Unión(SF) y Argentinos con 2.

La punta de la zona A era compartida por cuatro equipos, Boca lideraba la zona C y Renato Cesarini, sorpresivamente, comandaba la D, gracias al rendimiento de Da Fonseca, delantero que convirtió goles importantes en el transcurso del torneo y ayudó a su equipo a mantenerse cerca de la punta de su zona.

Dos victorias seguidas le permitieron ser el único en ganar todos los encuentros desde el comienzo del torneo. Las victimas fueron San Lorenzo(MP), 3-2 de local, y Argentinos, 1-0 de visitante. Independiente era el único escolta(6 puntos) después de ganar en Córdoba y empatar en Santa Fé. El tercer puesto lo compartían Unión(SF), Argentinos y A. Concepción con 4 puntos.

Los cambios de liderato eran una constante en las otras zonas, la zona A era liderada por Newell's, Quilmes y River con 4, Boca era el líder en la C y Platense, Racing, Racing(Córdoba) y R. Cesarini lo hacían en la D.

La quinta jornada marcaba los enfrentamientos interzonales y Ferro logró un categórico triunfo en Liniers ante Vélez por 4 a 0. La solidez que mostraba el conjunto dirigido por Griguol, lo erigía como el mejor del certamen. Independiente empato en 1 con Racing y mantuvo el segundo lugar con 7 puntos, tres menos que el líder. Unión(SF) venció a Renato Cesarini y se quedo tercero con 6, seguido por San Lorenzo(MP), vencedor de Deportivo Roca por 2 a 1, con 5 puntos.

En esta jornada se disputó el superclasico en el estadio Monumental, y Boca destruye a los juveniles de River, venciéndolos 5 a 1, con dos goles de Gareca, una de las figuras de Boca durante todo el campeonato, a pesar de errar dos penales. River continuaba jugando con un equipo de emergencia debido al conflicto económico que los profesionales mantenían con los dirigentes. Con este resultado, seguía en la punta de la zona C, Newell's estaba solo en la A y Racing(Córdoba) lo hacia en la D.

El sexto triunfo consecutivo lo consiguió ante A. Concepción, 2-1 con un gol de taco de Andreuchi. En esta jornada se produjeron las goleadas de Talleres a Mariano Moreno por 8 a 2, con cuatro goles de Morete, y de Rosario Central a Central Norte(Salta) por 6 a 0.

En la séptima fecha, Ferro deja su primer punto en Córdoba, ante Unión San Vicente, al empatar en 1. Independiente vence en Avellaneda a A. Concepción por 1-0 y acorta la distancia con Ferro a solo 2 puntos. Unión empata con Argentinos y queda tercero con 8. De aquí en más, estos tres equipos serán los que luchen por las dos plazas para la fase final.

Los cambios de líder eran una costumbre en la zona A y ahora Quilmes lideraba el pelotón con 10 puntos, Boca se mostraba firme en la C y Vélez alcanza a Racing(Córdoba) en la D

El enfrentamiento entre Ferro e Independiente atrajo la expectativa de la octava fecha, ya que una victoria del rojo lo pondría en la punta con Ferro. El empate 2 a 2 dejo las cosas como estaban, al también empatar Unión(SF) y Argentinos 0-0. Las posiciones al término de los partidos de ida mostraba a Ferro con 14, Independiente 12, Unión(SF) 9, Argentinos 8, Unión San Vicente 7, A. Concepción y San Lorenzo(MP) con 6, cerrando la tabla Estudiantes(SE) con 2 unidades.

Dos de los cuatro punteros perdieron en esta fecha. Independiente Rivadavia venció a River (que llevaba siete sin ganar) en Núñez y alcanzo la punta de la zona A, con un punto más que Quilmes e Instituto. Mendoza siguió de fiesta ya que Gimnasia derroto a Boca como local y lo alcanzo en la zona C.

La novena jornada trajo el empate con Unión en Santa Fé 1 a 1, lo que le permitió a Independiente quedar a un punto de Ferro, luego de vencer a Estudiantes(SE) por 3 a 0.

La goleada de la fecha estuvo a cargo de Newell's, que venció a Indep. Rivadavia por 8 a 0 y permitió que Quilmes volviera a la punta. Boca seguía arriba en la zona C y Racing(Cba) en la D.

De aquí en más, Ferro no perdería más puntos ya que logra encadenar 7 victoria consecutivas que no hacen más que reafirmar su condición de favorito para vengar la derrota con River en la final del Nacional 1981.

Las dos primeras victorias las consiguió en las fechas 10 y 11 ante Estudiantes de Santiago del Estero(3 a 0 en Caballito) y San Lorenzo, en Mar del Plata por 3-1. Independiente empata con Argentinos y vence en Córdoba y queda a 3 puntos del equipo de Griguol. Unión logra dos triunfos, ante San Lorenzo y A. Concepción, manteniéndose a tiro de los punteros.

Con la derrota de Boca en Salta ante Central Norte, Estudiantes (La Plata), de la mano de sus delanteros Galetti y Gottardi, paso a comandar el grupo C, Quilmes tenia cuatro puntos de ventaja en la A y Vélez, que goleo 6 a 1 a Dep. Roca, era el líder en la D. Carlos Bianchi, delantero de Vélez, fue el estandarte del equipo de Liniers durante el campeonato, ya que consiguió catorce goles aunque no fueron suficientes para que su equipo clasificara a la segunda fase. Rosario Central protagonizó la mayor goleada del campeonato al derrotar a M. Moreno por 9 a 1.

Luego de transcurrida mas de la mitad de los partidos de la primera parte del campeonato, se comenzaban a distinguir a los jugadores que eran los valuartes de sus equipos, en su mayoría del interior. Amuchastegui y Gasparini fueron la base de la gran campaña de Racing de Córdoba, Forneri y el goleador Leianú, fueron muy importantes en Gimnasia y Esgrima de Mendoza. Newell´s tuvo en su arquero Civarelli a una de sus figuras.

En Caballito, el líder logra un cómodo triunfo ante Argentinos por 2-0, mientras que en Santa Fé, Unión derrota a Independiente y se coloca a un punto de su vencido. Ferro lideraba con 21, Independiente lo seguía con 17 y Unión tenia 16.

Las posiciones seguirían igual en las próximas tres jornadas. Ferro seguía encadenando victorias, tanto en el clásico con Vélez(2-1), como ante A. Concepción(3-0 en Santiago) y Unión San Vicente(4 a 0). Independiente también gano sus tres encuentros y se descontaba su clasificación a los cuartos, luego del empate de Unión ante R. Cesarini en el clásico en la fecha 13. El mismo Unión consiguió la victoria más abultada de la zona en la decimoquinta jornada al vencer en Santa Fé a Argentinos por 5 a 0. Estudiantes de La Plata venció a Quilmes (2-0) de local con goles de Brown y Gottardi. La figura del encuentro fue el arquero de Estudiantes Delménico.

Independiente ganó el clásico de Avellaneda a Racing (2-1), con 1 gol de Braislovsky y Castello (en contra). La figura del encuentro fue el arquero de Racing, Vivalda. Por su parte Independiente de Rivadavia (Mendoza), derroto (2-0) de local a Gimnasia de su misma provincia con 2 goles de su goleador Ereros, afianzándose en la segunda colocación de la zona "A"junto a Sarmiento de Junín. Esta fecha dejó de lado la importancia del superclasico entre River y Boca, quienes empataron (0-0) en un mediocre partido de la figura del encuentro fue Saporiti.

La goleada de Talleres a Boca por 4-0 sepulto las esperanzas xeneixes de avanzar a los cuartos, y la "T" logra la punta de la zona C de la mano de su goleador Morete quien convirtió 3 goles de los 4 goles, el restante lo hizo López. En este encuentro fueron expulsados en Boca Pascutti y Gareca. La figura de la cancha fue Morete que con una espectacular actuación se consolido en la cima de la tabla de los goleadores del torneo con 16 tantos. No era de sorprender el nivel del ex - Boca y River, quien ya había tenido grandes performances en varios partidos de Talleres. Quilmes e Indep. Rivadavia lideraban la A, tras el durísimo triunfo obtenido de visitante en Junín ante Sarmiento 1-0 con un gol más de su goleador y figura del equipo Ereros, y Racing(Córdoba) volvía a mirar desde arriba en la zona D al vencer de local a Vélez 3-2 con 2 goles de Molina y uno de Gasparini. En Santa fe Unión realizó la goleada de la fecha derrotando 5-0 a Argentinos Jrs con goles de Lanao, Centurión, Mendoza, Capocetti y Cataldo. Con esta victoria Unión se acerca a Independiente y se esperanza con alguna ayuda de Ferro para clasificar.

La ultima fecha marcaba el enfrentamiento de los punteros y de las esperanzas de los santafesinos, ya que si lograban vencer en Córdoba y Ferro le ganaba a Independiente, conseguirían la clasificación por diferencia de gol. Unión cumplió su parte, venciendo a Unión San Vicente por 2 a 0 con goles de Mendoza y Centurión, por lo que todo giraba en torno a Avellaneda.

Ferro, manteniendo su contundencia ofensiva de las ultimas fechas, vapuleo a Independiente y lo venció por 4 a 0, y lo dejo afuera de la lucha por el titulo.

Independiente Rivadavia (Mendoza) goleo de local a River Plate por 4-2 con goles de Mazza(dos), Olmos y Ereros, quien fue la figura del encuentro, llevando así a su equipo a la clasificación en la 2ª posición de la zona "A", mientras que en la cima de esta zona se ubicó Quilmes al ganarle 3-1 de local a Gimnasia de Jujuy.

Las posiciones finales de la zona B mostraron a Ferro en la cima, con 29 puntos(13 victorias y 3 empates, recibiendo solo 9 goles), Unión e Independiente con 23( +20 para Unión, +8 para Independiente), Argentinos con 17, Atlético Concepción 11, San Lorenzo(MP) con 10, cerrando la tabla Unión San Vicente con 9 y Estudiantes(SE) con 4, ambos con una sola victoria lograda en los enfrentamientos entre sí, en los que triunfo el visitante.

Las demás zonas mostraron como clasificados a Quilmes(ganador de la zona) e Independiente Rivadavia por la zona A, Estudiantes(primero) y Talleres por la C, y a Racing(Cba) y San Martín(Tuc) por la zona D.


El primer título de Ferro Carril Oeste
En los enfrentamientos de ida de los cuartos de final, Ferro visito a Independiente Rivadavia (Mendoza) y obtuvo un triunfo muy importante por 1 a 0. El valor de este triunfo lo demuestran las palabras de su técnico en la revista El Grafico: "El equipo no rindió lo que puede, pero el resultado es muy importante porque ya con el empate nos hubiéramos sentido conformes".

En los demás cruces, Unión(Santa Fé) igualo en 1 con Quilmes, idéntico resultado que Talleres y Racing de Córdoba. En el restante encuentro, Estudiantes(La Plata) venció a San Martín (Tucumán) por 3 a 1.

Las revanchas marcaron la clasificación de Ferro para las semifinales, luego de igualar 0-0 con Ind. Rivadavia en su cancha. Los restantes clasificados fueron Talleres(venció a Racing 3-1), Estudiantes(La Plata) que igualo en Tucumán 2 a 2, y de Quilmes, que luego de empatar 1-1 con Unión, gano en la definición por penales. Unión realizo una gran campaña, ya que perdió un solo partido(con Ferro en el debut) y se retiro del torneo con un invicto de 17 partidos.

En las semifinales, Ferro demolió a Talleres por 4 a 0 en Caballito, lo que prácticamente aseguró su pase a la final. Quilmes venció en su cancha a Estudiantes 2 a 0.

Los partidos de vuelta mostraron el mejor partido de la fase final. Ferro y Talleres empataron 4 a 4 con una gran actuación de Juárez, autor de los tres primeros goles. Ferro enfrentaría en la final a Quilmes, que en La Plata derroto a Estudiantes por la mínima diferencia.

El mismo día de las semifinales de vuelta comenzó el Mundial de España, y luego de la ceremonia inaugural, Argentina cayo ante Bélgica por 1 a 0. El siguiente encuentro lo disputo antes de que comiencen las finales y consiguió vencer a Hungría por 4 a 1.

El partido de ida se jugo el 20 de junio en el estadio de Quilmes y termino empatado sin que se abriera el marcador. Ferro impuso su juego y convirtió en la figura del partido a Hugo Tocalli, arquero cervecero. Este resultado era poco favorable para el local, ya que ganar en la cancha de Ferro era poco más que una hazaña.

Entre las dos finales, Argentina logro el pasaje a la segunda fase de la Copa del Mundo.

La revancha se disputo el 27 de junio en el estadio de Ferro, y el local consiguió el primer titulo de su historia al vencer con goles de Juárez y Rocchia. Ese día Ferro formo con Bacigalup; Gómez, Cuper, Rocchia, Garre; Arregui, Saccardi, Cañete; Crocco, Márcico y Juárez.

La campaña fue espectacular, fue campeón invicto en 22 partidos, con 16 victorias y 6 empates, 50 goles a favor y 13 en contra. También tuvo en sus filas al goleador del torneo, Miguel Juárez, quien con 22 tantos, fue el máximo artillero.

A pesar de que la campaña fue una de las mejores de la historia, la poca importancia que la prensa le dio al torneo( el mundial se llevaba las paginas deportivas y la inesperada guerra de Malvinas el resto), ayudado por el desinterés de los espectadores, basado en la pésima labor de los equipos grandes(ninguno pudo clasificarse a la ronda final) opacaron la eficacia y la supremacía de un equipo sólido, tácticamente impecable, y muy superior al resto.


Ferro, el líder del cambio
Griguol logro identificar a este equipo con un trabajo táctico que le permitió compensar la falta de grandes figuras, era un equipo muy bien estructurado, compacto, solidario, que contaba con jugadores muy regulares entre ellos se destacaron, JUAREZ de gran temporada, goleador del torneo con 22 tantos, BARISIO, SACCARDI, la aparición de MARCICO.

La huella que dejo este equipo y especialmente Carlos Griguol se puede ver hoy en día con la gran cantidad de directores técnicos que surgieron de este equipo, como ser Cuper, Mario Gómez, Garre, Saccardi, Brandoni, Rocchia, todos fieles a un mismo estilo de juego que llevo a ferro a los primeros planos del fútbol argentino en los primeros años de la década del 80.

El impulso que le dio Griguol a las divisiones inferiores tuvo sus frutos ya durante este torneo con la aparición de jugadores surgidos en el club, como Oscar Acosta, además de los jugadores que ya estaban en el primer equipo(Cúper, Saccardi, Arregui, entre otros) cumpliendo con la premisa de poder reemplazar a los jugadores vendidos sin necesidad de comprar jugadores.

Este equipo inicio una era en el cual los equipos chicos tuvieron su época de esplendor, gracias a sus dirigentes, quienes austeros en la parte económica contrataron a técnicos capaces a amoldarse al poco presupuesto, quienes basando su juego en lo táctico, consiguieron éxitos en la categoría máxima del fútbol argentino.

Ferro, juntamente con Estudiantes, fueron los máximos responsables de finalizar con una era caracterizada como lirismo en el fútbol de nuestro país. La decidida vocación táctica que poseen sus técnicos(Griguol y Bilardo, respectivamente), trae consigo un cambio radical en el juego que posibilito la permanencia de los equipos chicos en la cúspide del fútbol.

El gran equipo de FERRO CARRIL OESTE quedo en la historia imponiendo un fútbol poco vistoso pero tremendamente efectivo, logro imponerse con mucho sacrificio a los monstruos de aquella época, a las figuras que militaban en equipos como River, Boca, Independiente, queda en la memoria, el trabajo, la humildad, que llevo a este conjunto a hacer uno de los equipos mas importante de la historia del profesionalismo.

Realizado por:
* Leonardo Chianese
* Christian Abalos
* Sebastián Oviedo
* Gabriel D'Onofrio
* Juan Gamboa
* Pablo Laneve

Prohibida su reprodución total o parcial sin autoriación de sus realizadores.

Google