Sitio NO oficial de publicación independiente

Club Fútbol Basquet Handball Futsal Voley Polideportivo Foro Ferrobook

Buenos Aires -

22-08-2020 HOCKEY

Masculino: Nota con Sergio Guzmán
Compartir Facebook Compartir Twitter

"Siempre me consideré un deportista del esfuerzo"
Nuestro invitado de hoy es Sergio Guzmán. Empezó jugando al fútbol a los siete años. Luego lo dejó por el béisbol, comenzando allí su romance con el club a quien considera su primera casa. Debutó en Primera a los quince años y después de jugar profesionalmente en Italia, volvió a Ferro para salir campeón en el 2008 y en el 2010. En busca de una nueva motivación comenzó a incursionar en el hockey a partir del 2015. Paralelo a ello, dirigió los últimos dos años a la Séptima femenina de Ferro "C", mientras continúa capacitándose para ejercer esa profesión, cuando deje de jugar.

- A pesar de los momentos malos que nos tocan vivir, vos recibiste la gran noticia de poder ser papá, ¿cómo está Lali, para cuándo esperan a Valentino y cómo te cambió la vida el ser papá?
- Una hermosa noticia, por suerte Lali y Valentino están muy bien. La pandemia nos permite estar mas tiempo juntos y cuidados. Esperamos para mitad de Octubre y te cambia todo, empezás a pensar en él todo el tiempo, a imaginártelo y obvio me lo imagino corriendo por el club. Es una hermosa experiencia y muy emocionado por su llegada.

- Contanos ¿de qué te operaste y cómo te encontrás actualmente?
- Me operé de la rodilla izquierda, lo venía arrastrando desde el torneo pasado pero por suerte lo pude jugar entero salvo por un parate de dos fechas. Me encuentro bien, tuve que cortar la kinesiología presencial a la mitad, pero por suerte el kinesiólogo me pasó cosas para realizar en casa y después gracias a nuestro PF Nahuel Turano pude trabajar en recuperarme y fortalecerme bien. Si bien me falta mucho en la parte de desplazamientos, todo lo que es fuerza trabajo a la par del equipo.

- Tu trayectoria en el deporte empezó con el béisbol, ¿por qué lo elegiste jugar, a qué edad empezaste, en qué puesto lo hacías y cómo llegaste a Ferro?
- En verdad empezó con el fútbol a los 7 años, iba a la escuela de fútbol con el profe Rodolfo Pereira (después fue técnico de Ferro) y en cancha de once con el profe Gamba que me llevó al club Buenos Aires de FAFI. Mi hermano por compañeros del colegio empezó béisbol en Ferro y yo lo iba a ver siempre, y después de un partido vs. DAOM el técnico rival me quizo llevar a jugar porque veía como lanzaba y devolvía las pelotas que se iban afuera, le conté a mi papá que tenia una prueba en DAOM y me dijo "si vas a jugar al béisbol vas a Ferro que ya estás ahí anotado y juega tu hermano". Así que arranqué pero muy intermitente con el fútbol hasta que en el 96 me decidí solo por el béisbol. Arranqué y terminé jugando de los mismo, jardinero, primera base y lanzador.

- ¿Qué recuerdos tenés de esos primeros años?
- Recuerdos hermosos, era una época donde había muchos chicos, al equipo de mayores le iba muy bien y eran nuestros ídolos. Íbamos antes al club y veíamos todos juntos la tele o jugábamos con la computadora que había en el cuartito antes de entrenar. Ahí ya empezábamos a identificarnos mucho con el club y con la vida de club. En el 97 en mi segundo año ya federado tuve la suerte de ser convocado a la selección metropolitana infantil y fue un viaje increíble a Córdoba donde empecé a conocer a los jugadores y entrenadores de otra provincia, que a lo largo de los años y los torneos se convirtieron en amigos.

- ¿Qué me podés contar de tu etapa ya como jugador de Primera?
- En Primera y con el aval de mis padres debuté chico, con 15 años de la mano del histórico entrenador Oscar Fabegras, fue una locura para mi, estaba jugando al lado de mis ídolos. Igual ese año, mi categoría no contaba con la cantidad adecuada y nos costaba mucho entrenar y jugar así que me fui a la Asociación Japonesa de La Plata para poder seguir creciendo. Ferro era todo para mi pero en ese momento era importante entrenar para poder seguir en el seleccionado también, En La Plata aprendí muchísimo y ademas de ganar varios torneos con mi categoría, formamos un equipo de Mayores en la Segunda División y salimos campeones y ascendimos (éramos la mayoría chicos de 16/17 años). Ya en Primera me tocó enfrentar a Ferro y siempre fue especial y raro. Me tocó ganar varios torneos ahí y en el 2005 me fui a Italia a jugar profesional, cuando volví, regresé a Ferro. En el 2008 ganamos el torneo y para mi fue muy especial, ganarlo con el club de mis amores y con amigos, después vino el doblete de 2010 y la copa al Campeón del Año y ese es el torneo que más recuerdo por la solidez de ese equipo. En 2014 mi último año perdimos la final con DAOM pero ese equipo también era muy bueno, veníamos de hacer buenos torneos así que ese hubiese sido un gran final salir campeones pero no se pudo.

- ¿Cómo te surgió la posibilidad de ir a Italia y ser profesional, qué te dejó esa experiencia desde lo deportivo y lo humano y qué diferencia notabas, con nuestro béisbol?
- Había un representante de jugadores acá visitando y él me contacto para ir. Jugué en Langhirano de Parma. Desde lo deportivo mucho porque mi entrenador era un ex grandes ligas de Estados Unidos y me guió mucho con su experiencia. En lo humano mucho más, la experiencia de vivir solo en otro país, empezando a hacerme cargo de mis cosas. Te centra mucho la cabeza y eso también sirve en lo deportivo. La diferencia es que existe la posibilidad del profesionalismo y genera en la Liga A una competencia muy alta. Los clubes están más preparados y hay muchos más estadios para competir de día y de noche.

- ¿Hasta qué edad jugaste al béisbol, y por qué decidiste dejarlo para volcarte al hockey?
- Jugué hasta los 29 años y durante ese 2014 venía pensando mucho en dejar, cada vez se me hacia mas difícil ir a entrenar o ir a jugar a Ezeiza. Sentía que todos los años era lo mismo y me estaba costando encontrar una motivación. Yo siempre me sentí muy profesional a hacer deporte y sentía que si no sumaba o sentía eso, tenia que dar un paso al costado para dar lugar a otro, con otra energía. Es raro explicarlo pero venía por ahí. Hacía años que venía siguiendo al hockey y charlaba mucho con alguno de los entrenadores y más que nada con Hernán Fondo. Yo sentía que el tema no era no hacer más deporte si no que sentía encontrar una motivación nueva, le plantié todo esto a Hernán y el me permitió sumarme a los entrenamientos del plantel superior y para mi es algo que no voy a olvidar nunca, le voy a estar agradecido siempre porque se la jugó.

- ¿Qué te atrapó del hockey, cuándo empezaste a practicarlo y cómo fueron tus inicios?
- Arranqué en 2015, sólo entrenaba con el plantel e iba a verlos a los partidos. Me atrapó volver a hacer un deporte diferente, con mucha mas dinámica de ida y vuelta con tácticas y goles como el fútbol, sentía que necesitaba eso. Siempre decía que moría por gritar un gol en un torneo oficial con la remera de Ferro puesta. Fue un año de entrenar mucho, de apoyar al equipo y sumarme a la dinámica del hockey. Por suerte tanto Hernán como los chicos estuvieron siempre apoyándome y ayudándome. Una familia hermosa que me demostró que la locura que estaba emprendiendo está bien.

- ¿Cómo fue tu etapa de formación?
- Sigue hasta el día de hoy, sigo aprendiendo día a día. Como te decía fue un año donde cuando podía me iba al garaje de mi casa a practicar, o me iba a club los feriados o en vacaciones de invierno a practicar. Me sumé a los entrenamientos de arqueros los lunes para ayudar tirando bochas y practicando, me sumé a los entrenamientos de técnica individual que era para categorías menores pero ahí estaba aprendiendo. Siempre me consideré un deportista del esfuerzo, creo que si bien podés tener cualidades innatas, si uno se esfuerza, trabaja y se toma las cosas con seriedad todo lo puede.

- ¿Cuánto te costó adaptarte a tu nuevo deporte?
- En lo táctico poco, siempre me gustó analizar las cosas y encontrar el punto ideal y eso me ayudó con las cuestiones tácticas del deporte. Siento que de alguna manera hay cosas que las veía con naturalidad y las aprendía fácil. Después en lo técnico me costó y mucho y como te digo es el día de hoy que sigo aprendiendo y mejorando cosas. Trato siempre y como estilo de juego propio, jugar simple y a lo que pide el entrenador y una vez que ganás confianza podes animarte a mucho más. A la técnica individual hay que practicarla y mucho.

- ¿Fuiste mejor jugador de béisbol o de hockey? ¿Que es más difícil hacer un homerun o cuatro goles en un partido?
- Siempre digo que de fútbol jajaja. De béisbol, arrancarlo de tan chico y poder entrenar con selecciones y en el CeNARD en algunas etapas y profesional afuera me hizo crecer mucho como jugador y sobre todo como deportista. Creo que por suerte me está yendo bien en hockey, para mi es una felicidad poder volver a representar al club en la Primera División de un deporte federado. Yo creo que es mas difícil hacer los 4 goles en hockey dado que involucra muchísimas mas variables de juego que un solo homerun.

- Fuiste entrenador hasta el año pasado de la Séptima de Ferro "C", ¿qué te dejó esa experiencia? ¿cuál es el grado de dificultad que esa tarea demanda, teniendo en cuenta que las chicas vienen de jugar en una división menor que utiliza sólo la mitad de la cancha? ¿cómo es el aprendizaje de las chicas?
- Fue una experiencia hermosa, fueron dos años de un crecimiento de equipo e interno mío muy alto. El primer año las chicas venían de la escuelita dado que era el primer año de la tira federada así que hubo que trabajar mucho el pase a cancha grande y reglas nuevas. Trabajé mucho en el crecimiento y como te decía antes, a mi me gusta no sólo que crezcan como jugadoras del deporte, si no como deportistas y personas. El segundo año fue una locura, con el grupo ya afianzado y con un año de juego, pudimos trabajar más y mejor y terminamos el año en el 3er. puesto del grupo y ganándole al primero en la última fecha, y no fue lindo sólo por las victorias, si no porque fue muy lindo cerrar el año con la felicidad de las chicas, todas abrazadas y todos los padres alentando. Como entrenador ver que todo lo que las chicas se esfuerzan en el año da frutos es una felicidad enorme.

- ¿Qué es más difícil ser jugador o entrenador, cuál de las dos tareas te gusta más y por qué?
- Para mi es mas difícil ser jugador por lo que te decía de haber empezado de grande. Me gusta más ser entrenador en estos momentos, me encontré muy metido en la función, buscando crecer y hacer de esto una profesión única. Creo que se debe a que me gusta volcar toda la experiencia acumulada, más allá de lo diferente de los deportes, me gusta mucho inculcar el esfuerzo el trabajo la dedicación.

- ¿Cómo te ves ligado al deporte una vez que dejes de jugar al hockey?
- Me veo como entrenador, estoy aprovechando la cuarentena para seguir aprendiendo, capacitándome y poder convertirme en un entrenador bien formado y con mas experiencia. Aprovecho todos los cursos que hay, dado que soy de los que creen que está bueno escuchar a todos y después uno hace su análisis de que le gusta o que le sirve.

- ¿Qué representa Ferro en tu vida?
- Siempre digo que no es mi segunda casa, si no que es la primera. Toda una vida ahí adentro, mis amigos mi familia. Jugar bajo las tribunas, trabajar de Líder o Adalid en la colonia, ver todos los deportes que hay y hacer amigos en todos lados, Ferro son millones de recuerdos, de alegrías y tristezas pero siempre con el corazón verde. Ferro es mi casa y lo será siempre.

- Una anécdota...
- En béisbol millones, pero creo que salir campeón con un amigo del alma y de Ferro como nadie que es Martín Lemos, después de toda una vida de soñarlo, es impagable. En hockey creo que la mejor anécdota fue la primera vez que enfrenté a Vélez de local, perdíamos 0-3 y llovía como loco, el partido se paró por lluvia y nos fuimos al vestuario, sabíamos que lo teníamos ahí y nos motivamos mucho y yo les dije que soñé toda mi vida gritarle un gol mío a Vélez... salimos a la cancha de vuelta y apenas arrancó metí un gol y fue una locura. Ya en el segundo tiempo perdíamos 3-4, ya terminaba y en un corner corto a favor después de varios rebotes metemos el 4-4 y lo festejamos como locos, recuerdo tirarme a gritarlo cerca a la reja que está tras el arco, bajo la lluvia y estaba Pandolfi ahí aplaudiendo. Fue un gran partido y un gran recuerdo por todo el contexto.

- ¿Que deportista te gustaría conocer y por qué?
- Para hablar de deporte a Manu Ginóbili, creo que es un estandarte como deportista. Hoy en día me gustaría escuchar y aprender de la experiencia de Paula Pareto, deportista amateur, que estudia, trabaja y así todo se esfuerza día a día y consiguió lo más lindo que es una medalla de Oro Olímpica.

- ¿Tenés algún hobby?
- Me gusta leer, soy fanático de Stephen King, después algún otro hobby no, desde chico si tenía un tiempo libre hacía algo relacionado al deporte. Es inevitable para mi. Soy de mirar series pero no maratonearlas, ahora el encierro me está llevando al lado lúdico y estoy jugando con Lali al Burako y la Generala un montón.

- Un sueño...
- Llegar a un Juego Olímpico, en su momento lo soñaba como jugador hoy el sueño pasa como entrenador. Poder vivir esa experiencia es el sueño de mi vida. Ojalá sea representando a Argentina, pero como entrenador no descarto realizar una carrera afuera.

Nota: Martín Descalzi (@mardes062).

Hacer click en la foto para mostrar más imágenes

ver todas las noticias


Próxima Fecha (Primera Nacional 2019/20, 22º Fecha)
(Suspendido por pandemia de Coronavirus, la AFA dio por finalizada la Temporada 2019/20, se aguarda definición para definir los ascensos a Primera División)

Partido: Ferro Carril Oeste - Guillermo Brown (Puerto Madryn)
Día y Hora: Sábado 21/3, 20 hs.
Cancha: Ferro Carril Oeste (Arq. Ricardo Etcheverri)
Arbitro: A confirmar
Televisión: TyC Sports Play (streaming) Click acá
Observaciones: A puertas cerradas

Próxima Fecha (Liga Nacional 2020/21)
Partido: ---
Día y Hora: ---
Cancha: ---
Arbitros: ---
Televisión: ---
Observaciones: ---

"El Show de Ferro" Miércoles 20 hs. por YouTube
El viejo diseño de esta web
El viejo diseño de esta web
1931:
En Caballito Ferro supera 3 por 2 a Atlanta con goles de Larrañaga, Sponda y Oscar Sciarra, quien fuera el primer jugador vendido por el Club, a River; al terminar la temporada.